¿Hacia dónde debemos dirigir la evolución de la tecnología?

Uno de los medios de prensa tecnológicos de referencia, Computing, ha publicado un artículo de opinión de nuestro Consejero Delegado, Manuel Ignacio López Díaz. Aquí os dejamos el enlace y el artículo para que lo podáis leer, esperemos que os guste.

No es un secreto sino más bien una obviedad que la tecnología ha alcanzado unas velocidades de desarrollo abismales. Se ha evolucionado más en los últimos 20 años que en toda la historia en este aspecto. Es fácil recordar cuando, hace no mucho, teníamos que recurrir a sobres, sellos y mucha paciencia para enviar un monólogo y recibir otro un tiempo después. A día de hoy somos capaces de interrumpirnos vía WhatsApp o de hacer Skype con una persona residente en China que está viajando en ese mismo momento a Brasil. Uno no ha acabado de descubrir las bondades de su Smartphone cuando ya se ha quedado obsoleto y ha salido el modelo siguiente y otros tres competidores más avanzados.

Esta velocidad de evolución a veces da algo de vértigo y es habitual que nos hagamos la siguiente pregunta “¿Dónde llegaremos?”. Realidad virtual aplicada al mundo de los videojuegos, televisores con mayor nitidez que nuestra propia vista, o la posibilidad de consultar y hacer gestiones desde wearables como ‘gafas inteligentes’. Pero más allá de la pregunta generalizada, yo también me suelo preguntar: ¿Estamos enfocando la tecnología hacia la dirección correcta?”.

En muchos de los casos, la tecnología ha sido concebida como vehículo para hacer nuestra vida más entretenida, más llevadera, más cómoda, más sibarita. Pero, ¿está la tecnología desarrollándose en vías quizá más necesarias aunque menos rentables? He aquí el debate a la hora de desarrollar diferentes plataformas: ¿diseñamos un juego con el que ganar millones y que entretenga o tratamos de diseñar un software que ayude a las personas y con unos márgenes de beneficio inferiores?

Las empresas que estamos metidas de lleno en el mundo de la tecnología, hemos adquirido el compromiso constante de innovar y desarrollar ideas que hagan o intenten hacer la vida de las personas más entretenida, pero también debemos pensar y trabajar en softwares más “necesarios”. Existen muchos sectores en los que la tecnología puede ayudar y marcar realmente la diferencia. Numerosos empleos están faltos de seguridad, existen personas para las que la brecha tecnológica es demasiado grande y no son capaces de asimilar todas las innovaciones que se producen.

En el ámbito laboral, es fundamental estar lo más actualizado posible en cuanto a sistemas de protección contra riesgos laborales. Muchas veces todas las precauciones son pocas y puede ocurrir cualquier accidente inesperado que se traduzca en tragedia. Por ello es uno de los campos que más tecnología demanda.

La implantación de un sistema de fácil manejo, con una formación mínima y accesible a todos los trabajadores puede ayudar incluso a salvar vidas. Una plataforma que se asegure que el trabajador continúa con vida cuando sale a realizar una labor con riesgos. Una plataforma que llame al empleado a los intervalos de tiempo que previamente haya configurado. Una plataforma que ponga en marcha un sistema de emergencia en caso de que el empleado no responda a sus llamadas. En definitiva, una plataforma que evite tragedias.

El desarrollo de este tipo de tecnologías es hacia donde creemos en Mildmac que ha de moverse el volante de la evolución, sin, por supuesto, dejar de lado el entretenimiento del usuario final. Pero sin perder nunca el foco en la seguridad en el día a día de las personas.

Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comparte este artículo...
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR