La transformación digital nos asalta a todos en un momento u otro. Uno de los sectores que quizá menos podíamos esperar ha dado un paso de gigante. El de la distribución alimenticia, es decir, los supermercados. Hace no mucho existían los mercados donde había un puesto de carnicería, pescadería, panadería… Ahora están todos juntos y los compañeros de Voltaico se han hecho eco acerca de cómo Microsoft y Walmart han rediseñado el concepto para competir con Amazon Go.

Ante el debate de cómo el desarrollo de la inteligencia artificial afectará a nuestros trabajos, encontramos voces diversas. Por un lado, están los que temen que este desarrollo tecnológico acabe sustituyendo a los humanos en algunos puestos y otros que defienden que la llegada de la IA acabará desarrollando nuevos empleos.

Lo que nadie pone en duda es que los oficios mecánicos y repetitivos, para los que no son necesarias cualidades como la empatía o la imaginación, son los que más posibilidades tienen de ser realizados por máquinas. Los cajeros de los supermercados son uno de esos empleos que tiene altas posibilidades de ser sustituido; Amazon ya dio un paso en esa dirección con su supermercado Amazon Go. Ahora, es Microsoft quien contraataca.

La digitalización de las librerías llega de la mano de Mildmac

El pasado enero Amazon sorprendía al mundo con la inauguración de un supermercado sin cajeros humanos que prometía a los usuarios ahorrarse las colas y comprar de una manera más rápida. El móvil se convierte en el centro de la compra ahorrando al usuario el llevar cualquier objeto que se parezca a un monedero. El supermercado está situado en el centro de Seattle en EE.UU y tiene un tamaño de 167 metros cuadrados.

Evitar los ladrones

En las cajas no hay empleados, pero sí los hay para reponer las estanterías o cocinar productos frescos. El comprador de Amazon Go solo tiene que escanear un código QR desde el teléfono y salir por la puerta. El principio de la historia de este supermercado sin cajeros humanos no fue todo lo rosa que se esperaba, ya que se organizaron grandes colas y se comprobó que el sistema no estaba hecho a prueba de ladrones.

Microsoft ha recogido el desafío y está trabajando en una tecnología que ayudará al eliminar por completo la presencia humana en los cajeros de los supermercados. La tecnología que está investigando el gigante tecnológico pretende desarrollar un sistema que pueda rastrear todos los productos que los usuarios introducen en el carrito, lo que ayudará a evitar que nadie se vaya sin pagar nada como sí ha ocurrido en Amazon Go.

Microsoft ha contactado con la cadena de supermercados estadounidense Walmart para comenzar a colaborar en el proyecto. Con este paso, Microsoft ayudará a las minoristas a que planten cara a Amazon en tecnología y, así, poder competir con el gigante de internet. Aún no se sabe si Microsoft dejará la explotación a las empresas ni cuándo se comenzará a implementar, pero está claro que parece que este es el primer paso en el camino hacia donde se dirigirán las compañías presenciales.